Conoce más sobre el proceso de adecuación 2022 – 2023

El 14 de junio de 2021 se publicó en el Diario Oficial la Ley N°21.350, la cual estableció un nuevo procedimiento para modificar el precio base de los planes de salud, a partir del año 2022.

Por eso, a continuación, queremos explicarte más detalles acerca de sus alcances y cómo operará el alza en los precios base de los planes de salud que debemos aplicar este año.

En primer lugar, esta ley establece que la Superintendencia de Salud es la encargada de determinar un indicador que será el máximo que las Isapres pueden aplicar anualmente a los precios base de los planes de salud.

Así, durante primeros 10 días del mes de marzo de cada año, el Superintendente de Salud dictará una resolución que fijará este porcentaje máximo, el cual, para el año 2022, fue de un 7,6%.

Para el cálculo de este indicador se considera la variación de los costos de las prestaciones de salud y su frecuencia de uso, como también la variación del costo en subsidios por incapacidad laboral (Licencias Médicas) del sistema privado de salud. Asimismo, debe incorporar el costo de las nuevas prestaciones y la variación de frecuencia de uso de las prestaciones que se realicen en la modalidad de libre elección del Fonasa.

De este modo, sólo si esta cifra es positiva, las Isapres deben informar a la Superintendencia de Salud – en un plazo de 15 días corridos contados desde la publicación del referido indicador en el Diario Oficial – su decisión de aumentar o no el precio base de los planes de salud y, de optar por el aumento, este nunca puede ser superior al indicador calculado por la autoridad.

Para estos efectos, las Isapres deben comunicar el mismo mes de marzo a sus cotizantes que adecuarán el precio base de los planes de salud, mediante el envío de un correo electrónico, o bien, por carta certificada, según corresponda, debiendo ofrecer uno o más planes alternativos, de entre los que comercializa, cuyo precio base sea equivalente al vigente, entre los cuales el afiliado pueda optar en caso de no estar de acuerdo con la adecuación propuesta.

El afiliado que reciba la comunicación de adecuación puede, hasta el último día del mes de mayo de 2022, aceptar el alza informada, elegir alguno del(los) plan(es) ofrecido(s), o bien, desahuciar el contrato. Si nada dice dentro del plazo señalado, se entiende que acepta la adecuación (aceptación tácita). Por su parte, en caso de que el afiliado no esté de acuerdo con la adecuación propuesta, podrá acudir a la Isapre, la que deberá ofrecerle otros planes en comercialización que se ajusten a su cotización pactada o a la cotización legal.

En caso de aplicarse el alza del precio base, el nuevo precio del plan de salud se descontará de la remuneración, renta y/o pensión correspondiente al mes de junio de cada año, con excepción de aquellos planes que, a dicha fecha, tengan menos de 1 año de vigencia; de aquellos expresados en la cotización legal obligatoria y; tratándose de planes grupales, respecto de los cuales el proceso de adecuación no aplica.

Por lo anterior, y considerando que el incremento de costos en salud que registró nuestra Isapre entre los años 2020 y 2021 fue de un 20,4%, sumado a que las Isapres no pudieron efectuar ningún ajuste en el precio base de los planes de salud durante los dos primeros años de pandemia, te informamos que el mes de junio de 2022, realizaremos un reajuste de 7,6 % en el precio base de los planes de salud.

Conoce por qué registramos un incremento en los costos de salud en el siguiente documento:

Revísalo aquí

Queremos que sepas que el aumento del precio informado es una medida responsable y muy necesaria para mantener en el tiempo la sostenibilidad de nuestra Isapre, lo que se traducirá en poder seguir entregándote todas las coberturas y beneficios establecidos en tu plan de salud.

Si tienes cualquier consulta respecto al proceso de adecuación 2022 – 2023, no dudes en contactarnos a través de nuestros canales de atención.