Acceso Rápido

« Volver Imprimir Enviar a un amigo A+ A-

 

Contaminación intradomiciliaria:

Los riesgos de no ventilar la casa en invierno

 


Dra. Katherin Falck

El mal uso de la calefacción y la falta de ventilación son las principales causas de las intoxicaciones por monóxido de carbono, que en altas concentraciones puede incluso provocar la muerte.
 
En invierno, la mayoría de los chilenos calefaccionan sus hogares utilizando sistemas que no evacúan correctamente hacia el exterior los gases emanados, acumulándose y alcanzando niveles que pueden resultar peligrosos. En esta entrevista, la Dra. Katherin Falck, Médico Gestor de Calidad de HELP, nos entrega valiosa información sobre cuáles son los riesgos de la contaminación intradomiciliaria y cómo prevenirlos.

 


¿Cuál es el riesgo de utilizar sistemas de calefacción inadecuados?
El mayor riesgo en estos casos es el monóxido de carbono, que en altas concentraciones puede incluso provocar la muerte.

¿Cómo saber cuando nuestros sistemas de calefacción nos están provocando un daño?
Los síntomas que se manifiestan cuando se está produciendo la intoxicación son dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, dolor en el pecho y confusión. En ocasiones, los pacientes no prestan mayor atención a las molestias iniciales hasta que finalmente pierden el conocimiento.
 
¿Qué debemos hacer si comenzamos a padecer estos síntomas?
En caso de aparecer síntomas anteriormente mencionados, se debe ventilar inmediatamente el lugar y brindar asistencia médica al paciente a la brevedad, pues la demora puede agravar el pronóstico, e incluso ser mortal. Por eso es importante tomar todos los resguardos necesarios para prevenir llegar a ese punto.
 
¿Qué recomienda para evitar llegar a un hecho lamentable?
Se debe ventilar la casa todos los días, y evitar utilizar combustibles como carbón, leña o parafina, pues son los que generan mayor contaminación. Si estamos obligados a hacerlo, se debe cuidar que sea en un ambiente con ventilación permanente y que los aparatos estén en perfecto estado para asegurar una combustión lo más completa posible. Además, se debe procurar que el calefón no esté en lugares como cocinas o baños, sino en espacios con conexión exterior permanente.

¿Tiene este tipo de contaminación alguna relación con las enfermedades respiratorias propias del invierno?
El frío, la humedad, los cambios de temperatura, el hacinamiento y la contaminación ambiental e intradomiciliaria -dentro de la que se incluye el humo del tabaco- facilitan el desarrollo, transmisión y complicación de enfermedades respiratorias.

Por tanto, se aconseja no fumar nunca dentro del hogar, y menos si se comparte con menores o adultos mayores. Estos grupos son los de mayor riesgo, y por tanto son los que se ven más perjudicados al presentar complicaciones respiratorias, que en ocasiones pueden constituir una emergencia.

 

 



Simula y Encuentra tu Plan

  • Dos Cotizantes
    Para los que no están solos.
  • Mujer con o sin cargas
    Para las que buscan protección.
  • Hombre con o sin carga
    Para los que cuidan su bienestar.
Simula aquí