Acceso Rápido

« Volver Imprimir Enviar a un amigo A+ A-

 

Cómo prevenir la otitis externa por baños veraniegos

 


Doctora Isabel Carranza

Evitar los baños demasiado prolongados sobre todo si es en aguas de aspecto poco higiénicas y muy frías, además de secarse bien los oídos tras salir de ellas, son algunas de las recomendaciones para evitar malestares por otitis en el período estival.

El verano ya está en curso y con él aparece la temporada de piscinas y baños en lugares como playas, lagos, ríos y otros centros para divertirse y capear las altas temperaturas. El agua generalmente es fría y, además, puede estar contaminada por bacterias y otros organismos que tras el baño son capaces de producir enfermedades tales como la otitis externa, más comúnmente conocida como “oído de nadador”.
 
Para entregar mayores antecedentes acerca de esta dolencia, la coordinadora de otorrinolaringología de Clínica Vespucio, Dra. Isabel Carranza, se refiere a las principales características de esta enfermedad y entrega algunos consejos para prevenirla.
 
¿Por qué se desarrolla la otitis externa?

La otitis externa se desarrolla en personas expuestas a baños prolongados o que han nadado o buceado durante largos períodos de tiempo. Su origen es de tipo infeccioso por bacterias u hongos que atacan el canal auditivo. Usualmente se genera en niños, adolescentes y adultos jóvenes, cuyos oídos están expuestos a humedad persistente y excesiva.

¿Cuáles son sus síntomas?

Se trata de un malestar severo en el oído, que se acentúa al presionar el lóbulo o la parte exterior del oído hacia adentro o afuera. En algunos casos, el oído externo se torna rojo o hinchado y es posible que exista una secreción verdosa-amarillenta debido a la formación de pus en la entrada del órgano. Incluso puede disminuir la audición por causa de las secreciones y la hinchazón.

Es conveniente aclarar que se suele confundir la otitis externa con la otitis media, más común en épocas de estaciones frías y frecuentemente asociada a un cuadro de infección respiratoria alta como el resfrío común. Esta última se presenta como un cuadro febril más dolor de oídos (otalgia) y síntomas generales como malestar general, decaimiento, dolor de cabeza, calofríos, etc. En cambio, los síntomas de la otitis externa son más bien localizados y circunscritos a la zona afectada.

¿Cómo tratar esta enfermedad?

Al tratar la infección por otitis externa lo más importante es aliviar el dolor, que es notorio. Se pueden utilizar analgésicos (calmantes de dolor), antiinflamatorios de uso común como paracetamol, ibuprofeno, diclofenaco etc. Por supuesto en dosis adecuadas según la edad y peso del paciente. Una vez iniciado el tratamiento como tal de la infección con antibióticos tópicos (gotas), el alivio deberá ocurrir en un promedio de 24 a 48 hrs. En el caso de las infecciones más severas, es conveniente un tratamiento con antibióticos orales, por supuesto, todo esto indicado por un médico (pediatra, medicina general u otorrino). En las situaciones de infecciones más severas se indican antibióticos orales. Si bien todos los pacientes y casos son diferentes, la recomendación clave es que si se presentan algunos de los síntomas antes mencionados se recurra al especialista, quien guiará el tratamiento adecuado según el caso.

¿Algunas recomendaciones para evitar los malestares provocados por esta patología?

-Secarse cuidadosamente los oídos con una toalla luego de nadar, bañarse o ducharse. -Evitar limpiarse los oídos con cotones de algodón u otros objetos.
-Evitar utilizar tapones de oído a no ser que un especialista lo indique.
-Evitar nadar en aguas contaminadas o con un aspecto poco higiénico.
-Evitar la exposición por tiempo prolongado al agua fría. Esto especialmente en personas susceptibles de enfermedades de oídos (otitis).
- No bañarse si se está cursando un cuadro de resfrío o tos.  

 

 



Simula y Encuentra tu Plan

  • Dos Cotizantes
    Para los que no están solos.
  • Mujer con o sin cargas
    Para las que buscan protección.
  • Hombre con o sin carga
    Para los que cuidan su bienestar.
Simula aquí