Acceso Rápido

« Volver Imprimir Enviar a un amigo A+ A-

 

Para un verano tranquilo: ¡Cuidado con los insectos!

 

Fuente: Dr. Carlos Arratia, Jefe Unidad de Gestión de Riesgo de HELP

 

Llega el verano e inmediatamente las familias piensan en romper con la rutina y realizar la mayor cantidad de actividades al aire libre. Cabalgatas, paseos a los cerros, trekking, visitas a playas, lagos o piscinas o sencillamente un asado familiar. Todas agradables y sanas actividades de verano, pero con un gran inconveniente: el riesgo de sufrir picaduras o mordeduras de insectos. Esto dado que las personas tienen descubierta una mayor zona de la piel y, por tanto, están más expuestas a estas molestas agresiones provenientes de mosquitos, arañas, avispas o abejas.

Algunas mordeduras o picaduras sólo causan ardor e hinchazón leve, que desaparecen en uno o dos días. Sin embargo, hay factores que pueden cambiar absolutamente el panorama. Si la persona es alérgica, si la picadura es masiva (más de diez insectos, por ejemplo), y si el agente es venenoso.

En nuestro medio, la araña más peligrosa es la conocida araña de rincón, que puede provocar reacciones locales y/o graves y en algunos casos ser mortal. Si una persona sufre una picadura de ésta, corre el riesgo de compromiso sistémico que puede incluir alteraciones renales, hematológicas y hasta la muerte.

En caso de las abejas, si el paciente es alérgico, puede presentar compromiso de su estado de salud, el que se puede expresar en síntomas como inflamación de la garganta, edema de labios o boca, dificultad para respirar por edema de laringe, hinchazón, enrojecimiento en el área de la picadura y baja de presión. Si los síntomas son severos, la recomendación es acudir de inmediato a un Servicio de Urgencia.

¿Cómo reaccionar frente a la agresión de una abeja?

La primera reacción es de dolor intenso y luego hinchazón. En el caso de las abejas, hay que retirar la lanceta con una aguja y luego limpiar con un algodón con bicarbonato por veinte minutos, colocar hielo local y observar hinchazón durante 24 horas. En caso de que la picadura sea masiva, lo recomendable es concurrir a un Servicio de Urgencia.

Los más afectados son por lo general los niños, especialmente en primavera y verano a causa del polen. El lugar más frecuente de picadura son los pies y manos, por lo tanto, hay que evitar andar descalzos, molestar a las abejas, usar ropas con colores fuertes y perfumes.

Recomendaciones para este tipo de agresiones:

Picadura de abeja: luego de extraer la lanceta se debe limpiar la zona con un desinfectante. Hay que aplicar hielo o compresas frías para aminorar el dolor e hinchazón. Además, se debe aplicar crema de hidrocortisona al 0.5 o 1%, loción desinfectante o una pasta de bicarbonato de sodio varias veces al día, hasta que cedan los síntomas. Analgésicos para el dolor y antihistamínicos en caso de picazón. Cabe destacar que las reacciones alérgicas más graves de las picaduras de abejas pueden ser mortales.

Mordeduras de arañas: para evitarlas, cuando se va de paseo a zonas boscosas o pastizales, es importante ponerse zapatos cerrados, pantalón largo con el extremo metido bajo los calcetines y camisa de manga larga. También se recomienda no poner las camas pegadas a la pared, limpiar los cuadros y sacudir los zapatos que no se han utilizado en varios meses antes de colocárselos.

 

 



Simula y Encuentra tu Plan

  • Dos Cotizantes
    Para los que no están solos.
  • Mujer con o sin cargas
    Para las que buscan protección.
  • Hombre con o sin carga
    Para los que cuidan su bienestar.
Simula aquí