Acceso Rápido

« Volver Imprimir Enviar a un amigo A+ A-

 

Lesiones Deportivas

 

Realizar actividad física ocasionalmente y sin tener una preparación adecuada puede traer diversos problemas.

 

Está demostrado que los deportistas se enferman menos, son más felices, viven mejor, gastan menos en salud y tienen expectativas de vida mayor. A su vez, hacer alguna actividad física minimiza los riesgos de tener enfermedades crónicas asociadas como obesidad, hipertensión, hipercolesterolemia y diabetes secundaria.

 

Actualmente, es habitual ver que mujeres y hombres juegan fútbol todas las semanas, participan en corridas masivas y que su espíritu deportivo aumenta durante eventos como el Mundial de Fútbol.

Las lesiones deportivas son la parte negativa de las actividades competitivas, es por esta razón que existe una subespecialidad llamada Traumatología Deportiva, que se preocupa de tratar toda lesión producida por la realización de alguna actividad física.

 

Por lo general, la mayoría de las lesiones producidas a nivel deportivo son causadas por traumatismos, sobrecarga, fatiga muscular, equipo, indumentaria y superficies inadecuadas para la actividad. Las más frecuentes son:

1.- Fracturas: Es una ruptura parcial o total de un hueso y si al producirse se hiere la piel, se denomina fractura expuesta.
2.- Esguinces: Es una lesión de diferente magnitud que compromete los ligamentos de las articulaciones, que pueden ser de diferentes grados.
3.- Lesiones musculares: Se entienden como alteración de un músculo ocasionada por golpes o causas internas. Se dividen en:

 

Contusión muscular: Es una lesión producto de un golpe de la masa muscular contra una superficie dura.
Contracturas: Ocurre cuando los músculos han sido sometidos a una sobrecarga por un tiempo prolongado.
Distensión muscular: Se debe a un esfuerzo o estiramiento máximo de las posibilidades del músculo sin constituir rotura de fibras.
Desgarro: Es una ruptura parcial o total del músculo, puede presentar hematomas que se pueden apreciar al observar la piel.

 

Cada deporte tiene su método de desarrollo y sus implicancias en cuanto a lesiones y/o patologías asociadas. Por esta razón, es importante que exista un equipo multidisciplinario que conozca el deporte y las lesiones habituales, de tal manera de lograr el reintegro deportivo lo antes posibles al nivel previo a la lesión.


La demanda de esta subespecialidad ha ido en crecimiento, ya que a muchos deportistas les interesa contar con especialistas capacitados en áreas específicas. De esta manera, cada lesión puede ser superada con el tratamiento adecuado y acorde a la gravedad que presente el paciente.

 

Existen diferentes modos de prevención:

1.- Chequeo médico completo: Debe ser realizado por un especialista y generalmente contempla exámenes, tales como Electrocardiograma (ECG), perfil bioquímico, radiografía de tórax y oximetría.
2.- Equipos e indumentaria apropiada: Por ejemplo, el uso de “canilleras” en el fútbol disminuye a menos de un tercio las fracturas de piernas en los futbolistas.
3.- Practicar deporte en un nivel de exigencia de acuerdo a las capacidades individuales y de entrenamiento realizado.


A su vez es fundamental procurar tener un buen estado físico. Para esto se pueden seguir las siguientes recomendaciones.

 

• Tener una alimentación variada, completa y equilibrada, que contenga hidratos de carbono, proteínas, grasas, minerales y vitaminas, acompañados de una correcta ingesta de agua.
• Hidratación antes, durante y después de la actividad física.
• Realizar una rutina de calentamiento previo.
• Al término del ejercicio, es aconsejable realizar una etapa de relajación para normalizar la respiración y frecuencia cardíaca.
• Realiza elongación de los músculos utilizados en la actividad.
• Mantener un peso adecuado.

Realizar ejercicio físico trae muchos beneficios para la salud, pero se debe tener en cuenta que si no se toman las precauciones para comenzar con la actividad, tu cuerpo se puede ver afectado por alguna lesión.

 

 



Simula y Encuentra tu Plan

  • Dos Cotizantes
    Para los que no están solos.
  • Mujer con o sin cargas
    Para las que buscan protección.
  • Hombre con o sin carga
    Para los que cuidan su bienestar.
Simula aquí