Acceso Rápido

« Volver Imprimir Enviar a un amigo A+ A-

 

Cómo Prevenir el Estrés de Fin de Año 

 

Hoy en día nos vemos sometidos a muchas exigencias en forma permanente. Sin embargo, es a fin de año cuando se acentúa esta situación, debido a todas las tareas que se planificaron y todavía no se cumplen, o las deudas que todavía están pendientes, entre otros hechos.

 

Cuando el año ya está llegando a su fin, algunas conductas se empiezan a hacer comunes en las personas. Irritabilidad, problemas de memoria y concentración, cambios en los hábitos de alimentación, insomnio y ansiedad son sólo algunos de los cambios que se producen por el estrés propio del término de año.

 

“Está relacionando con el cansancio. Además, en la medida que avanza el año, van quedando muchas cosas pendientes y eso nos hace mirar el futuro de manera menos alentadora, lo que aumenta la sensación de estrés. En su origen estaba relacionado con fenómenos externos, entonces se retiraba el estresor y bajaba el estrés, pero ahora son estresores internos que generan un desgaste importante en las personas”, relata Raúl Carvajal, Psicólogo de Clínica Santa María.

 

El estrés es la reacción normal del ser humano para adaptarse a los cambios del medio. En este sentido, hay un estrés que nos moviliza a hacer las cosas que tenemos pendientes, y cuando los desafíos nos superan respecto a nuestro tiempo y capacidades, empieza a funcionar el estrés negativo que hace que todo el cuerpo funcione desregulado.

 

El profesional asegura que para enfrentar el estrés “hay que mirar los estilos de vida, qué estoy haciendo con mi vida, qué tiempo me tomo para descansar, cómo hago para sacar adelante esas cosas que el mundo me exige. Empezar a mirar y cuestionar cómo he funcionado hasta acá y de ahí empezar a generar cambios. Son conductas más preventivas que curativas”.

 

La Familia, una red de apoyo

 

Habitualmente, las parejas o las familias de quienes padecen de estrés son los que se dan cuenta primero de este problema, ya que los estresados normalmente lo atribuyen a cansancio y presiones temporales. También se convierten en un factor protector, al entregar todo su apoyo a sus seres queridos.

 

“Si siento que estoy raro y eso empieza a interferir en mi vida cotidiana, es importante escuchar lo que me dicen los otros, darme cuenta de que está pasando algo que tengo que resolver. Si mi trabajo empieza a ser de menor calidad, si mis relaciones empiezan a ser malas, si mi vida sexual se ve deteriorada, uno debería ver que está pasando algo y, en el mejor de los casos, buscar un especialista que me permita enfrentar de la mejor manera posible esta situación”, afirma Raúl Carvajal, quien agrega que “el estrés es uno de los factores que gatilla una depresión u otras enfermedades cardiovasculares; es un problema importante”.

 

¿Cómo combatir el estrés?

 

  • Planificar lo que viene con anticipación y desde todos los puntos de vista.
  • Tomarse períodos de descanso.
  • Evitar una mala alimentación.
  • Tomarse el período completo de vacaciones.
  • Tratar de fumar menos.
  • Bajar el consumo de alcohol.
  • Hacer deporte.
  • Hacer vida familiar.

 

Fuente de Información: Clínica Santa María

 

 



Simula y Encuentra tu Plan

  • Dos Cotizantes
    Para los que no están solos.
  • Mujer con o sin cargas
    Para las que buscan protección.
  • Hombre con o sin carga
    Para los que cuidan su bienestar.
Simula aquí