Acceso Rápido

« Volver Imprimir Enviar a un amigo A+ A-

 

Cómo prevenir y qué hacer en caso de sufrir una quemadura

  

Fuente: Dr. Fernando Lazo, HELP

  

El invierno es la época del año en la que se observan con mayor frecuencia quemaduras por líquidos en bebes y niños debido a que las costumbres propias del período -como el uso de guateros, agüitas calientes, hervidores eléctricos y teteras-, favorecen estos accidentes.

Considerando que en el hogar se producen aproximadamente el 70% de las quemaduras, seguidas de las que ocurren en el trabajo con un 20%, accidentes de tránsito con un 5% y otras situaciones con un 5%, la recomendación más importante en relación con las quemaduras es evitarlas.

Según las estadísticas de COANIQUEM, cada año se queman más de 100 mil niños en Chile, de los cuales se estima que un 60% se lesiona con algún tipo de líquido caliente y el 28% con un objeto caliente, como ampolletas, bordes de estufas etc.

 

Prevención:
El mejor y más importante tratamiento es la prevención. Debe ser enfocado desde la perspectiva del niño, considerando su capacidad de exploración del medio y su curiosidad natural (cables llamativos como los de hervidores eléctricos, planchas) sumado a la altura a la que deambula. De acuerdo a su edad, hay que explicarle los riesgos del agua hirviendo, planchas o estufas.

 

Por lo tanto tenga en mente lo siguiente:
Los niños menores se pueden quemar por derrame de líquidos calientes o bien por tocar superficies calientes. Los niños mayores se pueden quemar por jugar con fósforos o velas.
• Evite que el niño entre en la cocina mientras se preparan los alimentos. Jamás lo deje solo en la cocina.
• No cocine ni verifique si comida está lista destapando ollas hirviendo con el niño en brazos.
• Evite dejar artefactos eléctricos enchufados sobre mesones o tabla de planchar. Por curiosidad el niño va a tirar el cable y puede caer sobre su cuerpo agua u objetos calientes.
• Evite beber líquidos calientes con niños en brazos. • Si calienta para los niños algún alimento en microondas, compruebe la temperatura antes de dárselo.
• No ponga ollas o sartenes calientes en los quemadores delanteros de la cocina, utilice los posteriores o, en su defecto, las asas o mangos deben estar hacia atrás y no asomar por el borde de la cocina.
• No utilice estufas o braseros para calentar líquidos.
• No coloque estufas en zonas de tránsito por el riesgo de volcamiento y quemaduras.
• Si hay chimeneas encendidas deben contar con la supervisión de un adulto.

 

Recomendaciones específicas una vez ocurrida la quemadura.
• Retire a la persona de la fuente de calor lo más rápido posible.
• Coloque la quemadura bajo el chorro de agua fría, con el fin de enfriarla. Además de limpiar la zona afectada se consigue cierto grado de alivio del dolor.
• Luego de mantener la zona quemada en el agua corriente, cúbrala con un paño limpio.
• Está contraindicado colocar sobre la quemadura sustancias como polvos, cremas, ungüentos, aceites y cualquier otro material.
• Acuda rápidamente al servicio de urgencia más cercano, para que la persona sea evaluada y tratada por los especialistas.
• En el quemado grave debe mantenerse una vía aérea permeable, con intubación si hay sospecha de injuria respiratoria, inconsciencia, trauma cervical o torácico asociado.

 

 



Simula y Encuentra tu Plan

  • Dos Cotizantes
    Para los que no están solos.
  • Mujer con o sin cargas
    Para las que buscan protección.
  • Hombre con o sin carga
    Para los que cuidan su bienestar.
Simula aquí