Fecha: viernes, 31 de octubre de 2014

 

 

¿Parto normal o Cesárea?: “La clave es saber esperar”

 

 


Doctor José Luis López

Para el doctor José Luis López, ginecólogo de la Clínica Santa María, la obstetricia es la ciencia de la paciencia o de la urgencia. “No todos los niños nacen sanos y normales. Las patologías son parte de nuestra vida”, señala con tranquilidad, asegurando que mucha veces debe enfrentar en su profesión casos difíciles de resolver. Algunos requieren de mucha paciencia y otros de gran prontitud.

- Se dice que Chile es uno de los países de Latinoamérica con mayor porcentaje de cesáreas, ¿es eso cierto?
En los últimos 40 años, con la mejora de la técnica quirúrgica, la antisepsia y los antibióticos, la cesárea aumentó considerablemente en Chile, hasta llegar a tener hoy más de un 60% de cesáreas en la medicina privada. En el servicio publico, en cambio, donde existen turnos de rotación, ese porcentaje bordea el 25%.

- ¿A qué se debe este aumento progresivo de cesáreas?
Médicos y madres son responsables. Muchas veces las mujeres piden una cesárea por temor al parto vaginal o sencillamente para programar asuntos domésticos. Es aquí donde los médicos tenemos una gran responsabilidad en educar e instruir a nuestros pacientes durante su control prenatal. Existen muchos mitos en relación al parto y se desconocen muchos de los beneficios asociados a uno con baja intervención.
Sin embargo, con el tiempo ha habido una vuelta a lo natural; hacia la promoción del parto vaginal. En Clínica Santa María, por ejemplo, desde hace varios años existe una progresiva disminución de las cesáreas. Esto se ha logrado mediante un mayor compromiso de los médicos y la promoción en las mujeres de las bondades de un parto vaginal. Actualmente el porcentaje de cesáreas bordea el 40%.

- ¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas entre un parto y otro?

La gran diferencia está en la frecuencia de las complicaciones, que son de mayor seriedad en la cesárea. Si se compara el índice de mortalidad materna durante el parto, aunque es muy bajo en la actualidad, éste es mayor en las cesáreas. Los partos vaginales están expuestos a menos complicaciones, las madres tienen una recuperación mucho más rápida y además son más económicos. Para los recién nacidos también hay beneficios: tienen una mejor lactancia, un mejor apego y maduración de procesos biológicos, como la función del pulmón.

- Hay mujeres que han optado por un parto natural, es decir, sin anestesia, ¿cuáles son los beneficios de éste?
Los beneficios de este tipo de partos están más ligados al plano emocional. Tiene que ver con la decisión personal de querer participar más activamente en el nacimiento del hijo. También hay una serie de teorías que hablan de un mejor traspaso del proceso hormonal de la madre al hijo, que hace más fácil el apego. Hoy hay una clara tendencia a volver a lo natural. Lo vemos en un el aumento del consumo de comida orgánica, en la prolongación de la lactancia materna y en este tipo de partos que día a día gana más seguidoras.

- ¿En qué casos es recomendable una cesárea?

Las indicaciones de cesáreas absolutas son:

- Placenta previa.
- Presentación del feto en posición podálica.
- Doble cesárea anterior.
- Sufrimiento fetal agudo
- Prueba de parto fracasada (definida de manera estricta por tiempo de progresión de la dilatación del cuello y/o descenso del feto).
- La necesidad de interrumpir el embarazo de manera urgente por patología de la madre o el feto (preclamsia, síndrome de help, hemorragias).

La macrosomía fetal, la cesárea anterior, las cefálicas altas o las restricciones de crecimiento fetal no necesariamente son sinónimos de cesárea. Lo más relevante es esperar un trabajo de parto espontáneo, no inquietarse hasta las 41 semanas y tener mucha paciencia.