Acceso Rápido

« Volver Imprimir Enviar a un amigo A+ A-

 

Marcela Zapata, beneficiada por Campaña de Fundación Banmédica:

 

“Lo único que quiero es comprarme vestidos y mostrar mis piernas”




Sufre de várices hace 8 años y ya no soporta más el dolor y la hinchazón de sus pies. Gracias a la Fundación Banmédica, será una de las beneficiadas de la campaña “Mujer, descubre tus piernas”, que este año otorgará 30 operaciones gratuitas a mujeres que no sólo se han visto afectadas físicamente por esta enfermedad, sino también sicológicamente.


Siempre escuchó hablar de las várices en su familia, pero nunca pensó que le podía ocurrir a ella. Madre de dos hijas, técnico en enfermería y bailarina de folklore, Marcela Zapata lucha hace 8 años contra el dolor que le generan estas pequeñas venitas verdes en sus piernas. “Yo andaba mucho en bicicleta, pero a poco a poco el dolor se hizo insostenible y tuve que dejarla. Hoy me cuesta hasta subir las escaleras. Así, he dejado de hacer muchas cosas que antes disfrutaba. En las tardes quiero sólo desaparecer”.

Esto se debe al cansancio, dolor e hinchazón que le provocan sus várices en las piernas, sobre todo durante el período menstrual. En su trabajo no lo resiente tanto, ya que pasa la mayor parte del tiempo sentada, pero a la hora de practicar su pasión -el folklore- siente una impotencia tremenda, ya que el dolor después de los ensayos es muy intenso. “He bailado toda la vida, desde que tengo uso de razón. No lo dejo por nada del mundo, pero obviamente que tener várices es un costo altísimo”.

Ese costo se ve reflejado no sólo en la parte física, sino también en el aspecto psicológico y emocional. Cuenta que entre las mujeres del grupo de baile, ella siempre es la que usa las faldas más largas y que tiene una obsesión por tener siempre las piernas tapadas. “Este problema, además del dolor físico, afecta mucho la autoestima. No me dan ganas de ir a la playa ni a la piscina y si voy, por mis hijas, jamás me baño. Con mis parejas también me ha costado mucho. No me lo han dicho, pero me imagino que a un hombre le debe dar lata estar al lado de una mujer tan acomplejada”.

 

El drama de Marcela lo viven muchas mujeres en Chile y la gran mayoría no puede acceder a una cirugía debido a las largas listas de espera (no es una patología AUGE). El doctor Waldo Bastías, Cirujano Vascular Periférico de Clínica Vespucio explica que las várices son dilataciones venosas que se caracterizan por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón. “Cuando esto ocurre la vena se agranda y se produce la clásica protuberancia de color verdoso, cuya aparición se da en las extremidades inferiores. Se desarrollan lentamente y sus principales síntomas son la sensación de pesadez, hinchazón y cansancio muscular”.

Según estudios internacionales, las causas de las várices son variadas, como por ejemplo pasar demasiado tiempo de pie o factores como la obesidad, que inciden en su aparición. No obstante, un 80% de las personas que padecen de várices, cuentan con una carga genética que las hace propensas a padecer la enfermedad.

Marcela cuenta que alguna vez consultó a un especialista, quien le dijo que sus várices no eran operables. Algo desesperanzada decidió agotar su última posibilidad postulando a la campaña “Mujer, descubre tus piernas” de Fundación Banmédica, que hasta la fecha ha operado satisfactoriamente a más de 100 pacientes. Hace cuatro años que esta Institución decidió llevar adelante esta iniciativa, enfocada en ayudar a mujeres que se ven impedidas de realizar sus actividades cotidianas en el hogar o trabajo, producto de las molestias físicas causadas por las várices y devolver a muchas de ellas esa feminidad que creyeron haber perdido para siempre.

 

Así lo detalla Sebastián Balmaceda, Director Ejecutivo de Fundación Banmédica, quien explica que “esta campaña apunta a solucionar un problema de salud y también un problema psicológico, especialmente a personas con recursos económicos limitados”.

 

En cuanto a la decisión de abordar la patología de várices, el ejecutivo explica que “al analizar las listas de espera en el sector público, nos dimos cuenta que las várices son una de las patologías con más pacientes aguardando por una cirugía, además del factor psicológico negativo que predomina en la gran mayoría de las pacientes”.

 

Marcela está a sólo días de operarse y terminar con lo que ella ha denominado un “calvario”. Reconoce estar muy ansiosa, pero segura de que todo va a salir bien. ¿Qué añora hacer después de la cirugía? “Lo único que quiero es comprarme vestidos y mostrar mis piernas. Bañarme en la playa con mis hijas sin complejos. En definitiva, sentirme más femenina; más mujer”.

 



Simula y Encuentra tu Plan

  • Dos Cotizantes
    Para los que no están solos.
  • Mujer con o sin cargas
    Para las que buscan protección.
  • Hombre con o sin carga
    Para los que cuidan su bienestar.
Simula aquí